Páginas

30 oct. 2015

El alcalde atrapado entre su prepotencia y su incoherencia política



Fernando Cabral

Para el alcalde, Víctor Mora, y compañía, al parecer, no hay problema más prioritario en la ciudad que facilitar un emplazamiento en una rotonda para un nuevo monumento, que más que nada representa el aspecto más fanático y excéntrico de un posible sentimiento religioso.

La pobreza, el desempleo, el enorme agujero económico que supone la deuda del ayuntamiento, los desorbitados impuestos y tasas, el abandono de calles, plazas y zonas ajardinadas, la falta de limpieza y mantenimiento, la falta de expectativas laborales de los jóvenes y no tan jóvenes, el deterioro de los servicios municipales y de las escasas infraestructuras, la falta de inversiones, la falta de viviendas sociales, etc. se dejan en un segundo plano cuando se trata de satisfacer las necesidades de notoriedad de determinados personajes del llamado "capillismo folclórico y de faralaes", más interesados en su pugna electoral interna, que en la realidad económica y social de Sanlúcar.

Y en esta pugna interna el alcalde, ignorando las más de 2100 firmas de sanluqueños entregadas en el ayuntamiento rechazando que dicho monumento se emplazara en cualquier lugar de la ciudad y saltándose aquello recogido en la Constitución sobre la aconfesionalidad del Estado y la laicidad de las administraciones públicas, haciendo uso de su habitual prepotencia se presta a intervenir presentando una moción de Alcaldía en el Pleno Municipal para que sea aprobada la instalación del monumento en la rotonda de Bajo de Guía. Seguramente con la única intención de procurarse fotos en el panfleto  Sanlúcar Información y un lugar en los rancios y largos documentales que a buen seguro Costa Noroeste Televisión dedicará al acontecimiento, que para nada representa el sentir de la generalidad de la sociedad sanluqueña.

Para colmo de lo decidido, se pretende, si nada lo evita, quitar el espléndido tótem a la Tolerancia del escultor Roberto Matta, inaugurado nada más y nada menos que por Rafael Alberti y Nuria Espert junto al propio autor, de la rotonda de Bajo de Guía, para poner un monumento referido a una fe religiosa, en este caso la cristiana, que como todas, por propia definición es intolerante y excluyente con los que no profesan sus principios.

Me pregunto, si el emplazamiento elegido para la ubicación del susodicho monumento, tendrá que ver algo con que el edificio que supuestamente albergará la sede de la conmemoración del V Centenario de la Iª Circunnavegación se encuentre situado precisamente frente a la citada rotonda.

Mientras el candidato del PSOE a la presidencia del Gobierno de la nación promete eliminar el concordato con el Vaticano y sacar la religión de los colegios, el PSOE de Víctor Mora, junto al PP y C´s se ponen de acuerdo para poner un monumento a una virgen en una rotonda de la ciudad.

¡¡Viva la virg....!!!, perdón quiero decir .. ¡¡Viva la coherencia!!


Fernando Cabral, concejal de IU Sanlúcar

No hay comentarios: