Páginas

4 may. 2015

CCOO denuncia el talante represivo y las acciones coercitivas del director provincial del SEPE



4 mayo 2015.- Los trabajadores desempeñan desde el 1 de abril sólo las funciones propias de sus categorías, una acción reivindicativa que ha tenido una mayor incidencia en la provincia de Cádiz. Como respuesta, la dirección amenaza con no prorrogar contratos de interinos, con una redistribución de puestos y con reducir la cuantía de productividad, entre otras medidas.
CCOO ha denunciado el talante represivo y las acciones coercitivas del director provincial del Servicio Estatal Público de Empleo (antiguo Inem) ante la decisión de los trabajadores de realizar sólo las funciones propias de sus categorías.


Según explica el sindicato, el 1 de abril la plataforma sindical hizo un llamamiento a todos los empleados del SEPE a realizar un trabajo a “Reglamento”, de forma que auxiliares, ayudantes de prestaciones y demás trabajadores hicieran solamente las funciones propias de su categoría, dejando así de hacer funciones de superior categoría que es lo que se venía haciendo desde hace bastante tiempo. Cádiz es la provincia española en la que esta reivindicación está teniendo mayores incidencias debido al elevado número de oficinas que la están secundando.

CCOO indica que esto ha debido causar “cierto nerviosismo” al director provincial, que el pasado 22 de abril envió un correo electrónico a cada empleado cuya intención para el sindicato está clara: forzarles a que abandonen las acciones reivindicativas. En el correo, el director exponía algunas medidas a adoptar, la primera de ellas la redistribución de los efectivos dirigido a los funcionarios de carrera, interinos y personal laboral, algo que sacan a relucir los organismos públicos “cada vez que les da la gana y siempre para meter miedo”.

El sindicato responde que antes de redistribuir nada “arregle primero su patio, que lo tiene algo descolocado” y se pregunta cómo pretende redistribuir efectivos en oficinas con déficit de personal desde 2008, lo que les ha convertido en los empleados públicos con más carga y volumen de trabajo. “Por ser organismo deficitario nos tienen presos en el SEPE, no dejándonos participar en ningún concurso, vilipendiando nuestro derecho a la movilidad”, explica. También arguye el sindicato que el director provincial no tiene competencias para esta medida y que, en el caso de que los gestores competentes decidan iniciarla, existen numerosas sentencias que frenan los abusos en la utilización de esta figura.

Las segundas y terceras medidas mencionadas en el correo del director son la Asignación de plazas para interinos de programa del grupo de clasificación A2 "en las oficinas con incidencias" y la asignación exclusiva de funcionarios interinos de cupo al grupo de clasificación A (Técnicos). Para CCOO, este es un mensaje   dirigido al colectivo de interinos que terminan sus contratos el próximo 30 de junio recordándoles que como consecuencia de las incidencias no se les van a prorrogar sus contratos, y que se va a contratar a personal técnico. “Para agravamiento de dichas palabras, añade que se llevará a cabo en las oficinas con incidencias”. El colectivo afectado por esta medida es de unos 800 trabajadores “que durante tres años se han dejado la piel en sus puestos de trabajo”. “Menos mal que esta atribución, prorrogar dichos contratos, no compete a nuestro Director Provincial”, añade CCOO.

La cuarta medida mencionada en el correo es que la cuantía de la productividad será bastante inferior con respecto a otras provincias, dado que nuestras oficinas son las que registran mayores incidencias. Esto, según explica el sindicato, tiene como único objetivo “echar a pelear a sus propios trabajadores”, porque acusa a los que están actuando legalmente y los considera culpables de que se alcancen menos objetivos, lo que provocaría una cantidad menor en concepto de productividad. CCOO considera que una productividad que castiga a los trabajadores por hacer sus funciones, un trabajo de calidad y por el que le pagan, no puede ser una buena productividad.

Por último, el director notificó a los trabajadores que las vacaciones estarán sometidas a las necesidades del servicio.

El sindicato se dirige a los empleados públicos del SEPE para explicarles que la reivindicación iniciada el 1 de abril repercute directamente en el núcleo duro del discurso de la Administración, su única obsesión: las estadísticas, para salir a los medios de comunicación y a las ferias internacionales en busca de medallas. “Pretendemos que a la Administración no le quede más remedio que darse cuenta que en el SEPE  trabajamos personas, y que debemos ser tratadas con el respeto y la dignidad que cualquier trabajador o trabajadora se merece, y, en consecuencia, se recompense el sobreesfuerzo que realizamos con las medidas adecuadas, que mejoren nuestras condiciones de trabajo y acerquen la realidad de la plantilla a las funciones que este organismo tiene encomendadas”.


No hay comentarios: