Páginas

12 abr. 2015

Vinos de Jerez que no encajan

12/04/2015.- Fedejerez recuerda que el jerez y la manzanilla sólo pueden comercializarse en cristal y no en 'bag in box'. Alerta del daño del envase de cartón para la imagen y la economía del Marco.
Sólo es vino de Jerez el que se comercializa en vidrio. La Federación de Bodegas del Marco de Jerez (Fedejerez) ha puesto en marcha una campaña para persuadir a los consumidores de la confusión a la que se presta el uso por parte de algunas bodegas del Marco del 'bag in box' , envase de cartón con el que se comercializan vinos que, en ningún caso, pueden ser los amparados por las Denominaciones de Origen del Marco.


En puertas del inicio de la celebración en Andalucía de las fiestas y ferias de primavera, época del año de mayor consumo de los vinos de Jerez y la Manzanilla de Sanlúcar, y al hilo del debate abierto en la zona hace unos meses sobre el uso del 'bag in box', la patronal bodeguera sale al paso para alertar tanto del "engaño" que representa la comercialización de estos productos como de las graves consecuencias económicas y de imagen que implica para los verdaderos caldos jerezanos y sanluqueños.

Fedejerez recuerda que dicho formato no está autorizado para los vinos de Jerez, que a día de hoy únicamente pueden comercializarse en envase de vidrio, exigencia de obligado cumplimiento también para la Manzanilla y por la que vela el Consejo Regulador. Así se recoge en los Pliegos de Condiciones de las Denominaciones de Origen 'Jerez-Xérès-Sherry' y 'Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda', en concreto en su apartado H.4, que según explica la patronal bodeguera en su nota, deja "meridianamente claro" que: "Los envases que contienen los vinos protegidos para consumo directo, serán de vidrio o de otros materiales que apruebe el Consejo Regulador y que no menoscaben las propiedades específicas del producto". En este sentido, hoy por hoy, el único formato autorizado para consumo directo es exclusivamente el vidrio y, por tanto, ningún vino de Jerez ni Manzanilla puede ser comercializado en el envase de cartón conocido como bag in box.

Aunque los que se comercializan en este formato son vinos descalificados o de otras zonas productoras, el empleo del 'bag in box' por parte de algunas bodegas del Marco genera una "gran confusión" en los consumidores, pues si bien está prohibido el uso de los términos protegidos -Jerez, Manzanilla, Fino…-, las firmas bodegueras incluyen en el envase de cartón "códigos de comunicación, palabras, imágenes e ilustraciones empleados históricamente en la comercialización de vinos de Jerez", lamenta Fedejerez.

"Muchas personas, al ver dichos envases, piensan que se trata de una verdadera Manzanilla de Sanlúcar amparada bajo la D.O., cuando en realidad se trata de vinos descalificados o procedentes de otras regiones como Montilla o Condado de Huelva, que no están sometidos a ningún control por parte del Consejo Regulador", critica la patronal, desde la que se recuerda que a la institución jerezana del vino corresponde, precisamente, "velar por las garantías al consumidor y luchar contra el fraude".

A juicio de la Federación de Bodegas del Marco de Jerez, las bodegas que utilizan estos formatos incurren en una "práctica engañosa" con la comercialización de estos productos en 'bag in box', que además compiten en desigualdad de condiciones con los productos protegidos, pues sin cumplir con los rigurosos protocolos por los que se rigen los vinos del Marco de Jerez, "se aprovechan de su imagen y prestigio mundialmente reconocidos"

La patronal bodeguera advierte igualmente del grave daño que representa el 'bag in box' para los productos protegidos dada "la imagen de un vino de poca calidad y limitada crianza que transmite el formato de cartón, que perjudica y mucho a la imagen y reconocimiento de los propios vinos de Jerez y Manzanilla, que han conseguido a lo largo de muchos años y gracias a una continua inversión por parte de las bodegas que apuestan por las marcas, por una efectiva calidad diferenciada de los vinos amparados y por su envasado en botellas de vidrio".

Es más, Fedejerez alerta de que la buena imagen de los vinos de Jerez y la Manzanilla se vería "gravemente afectada" por el uso del 'bag in box' y la previsible tendencia a la baja del precio que implicaría la falta de inversiones en marcas y en vinos embotellados en origen, que generan un mayor valor añadido. "La tendencia será la comercialización de un producto de precio más bajo, ya que el mercado exigirá que el ahorro de costes repercuta en el precio final", indica Fedejerez, al tiempo que señala que, "en ese supuesto, las bodegas dispondrían de menos recursos para inversión en calidad, en promoción, en la mejora del viñedo, en investigación, en i+D+I, en infraestructuras, etc. afectando a las numerosas industrias auxiliares que dependen de ellas y, en última instancia, a todo el tejido empresarial de la región. Igualmente, se desaprovecharían las inversiones realizadas en los trenes de embotellado que tienen instalados actualmente las bodegas, que se verían obligadas a tener que prescindir del personal de los mismos, con la consiguiente e indeseable destrucción de puestos de trabajo en el sector".

La federación de bodegas apunta a que el consiguiente recorte de los recursos para la promoción de los vinos de Jerez dificultaría algunos de los grandes retos que tiene el Marco encima de la mesa, como el de acercarse a un público más joven, introducirse en nuevos momentos de consumo, desestacionalizar el consumo y recuperar el prestigio, entre otros.

En suma, apostilla Fedejerez, "apostar por el uso del 'bag in box' va en contra de la realidad que muestran mercados como el estadounidense o el japonés, países que ponen de manifiesto que el camino para recuperar el prestigio de los vinos de Jerez, pasa por productos de una gran calidad embotellados, con una cuidada presentación de los mismos y una buena promoción. Algo que sólo es posible conseguir apostando por las marcas y los formatos embotellados que dotan al producto de dicha imagen". 

No hay comentarios: