Páginas

1 dic. 2015

Acción. Reacción



Salvador Moreno Valencia (Peter Magnus)

Es más que evidente que toda acción lleva irremisiblemente a una reacción. “Todos somos Francia”, es una frase, cuando menos, perversa, llena de toda la perversidad posible, y creada para manipular la opinión pública. Por lo que a mí respecta no me siento identificado con ella, entre otras razones, porque no puedo identificarme con el pensamiento totalitario  de que sólo existen bueno y malos,  y peor que este pensamiento, es considerar que a Occidente le corresponde el papel de bueno del mundo.




Es más que evidente que el atentado recientemente perpetrado en París, no es otra cosa que la reacción a una acción, y está última comienza en las agresiones e invasiones que Occidente, representado por la OTAN, ONU, respaldado por todos los gobiernos occidentales,  Estados Unidos, y Europa principalmente llevan realizando en países como Irak, Libia, Siria, y en muchos otros pertenecientes al continente africano.

No puedo reconocerme en esa frase “Francia somos todos”, porque no me considero  ni un asesino, ni un imperialista,  ni un colonialista, ni un pirata. El cinismo con el que este atentado se está  valorando, y cubriendo por parte de los gobiernos, y sus adalides, los medios de comunicación  me parece de una perversidad increíble, ya se adelantó Orwell a esto, y parece que los gobiernos del mundo hayan bebido de la fuente del libro de este escritor titulado 1984.

Pretender invadir países sin que esto tenga consecuencias podría parecer ingenuo, pero  no creo que el G20, por ejemplo, lo sea, creo que más bien es todo lo contrario, el G20 y sus componentes, son de una perversidad indiscutible. Acción. REACCIÓN. Si Francia, junto a Alemania, y Estados Unidos, necesitaban una razón para seguir bombardeando Siria, y ganar lo que realmente persigue esta contienda, recursos energéticos, ya tiene la excusa perfecta para llevar a cabo la REACCIÓN, a la ACCIÓN, pero no olvidemos que los primeros en atacar han sido Europa y Estados Unidos con su OTAN al frente de este descabellado plan de guerra, invasión y apropiación de los recursos de esos países que hoy sufren la nueva forma de colonialismo moderno, y además sufren las consecuencias de la guerra moderna. Por desgracia, los muertos no cotizan con el mismo valor en la bolsa, los muertos de Occidente, parece que cotizan al alza, mientras que el resto, tan inocentes, y víctimas como los primeros, cotizan a la baja, y por contradictorio que pueda parecernos, no importa su número, lo que importa son nuestros muertos.

Siria está siendo bombardeada, en estos momentos hay otra guerra más televisada, y debemos ser muy ilusos para pensar que esta ACCIÓN, no va a tener REACCIÓN.


No hay comentarios: