Páginas

22 sept. 2015

Celebrado el pasado domingo 20 de septiembre, el Dia sin coche en Sanlúcar,

22/09/2015.- Hemos agradecido por parte de Ecologistas en Acción, a todos los colectivos por participar, como la Asociación “La Borraja”, la Federación de Vecinos “Guadalquivir”, a los Clubes ciclistas Los Pitijopos y Galán Reyes, y las plataformas ciudadanas 22M y Agua Clara. Y también como es costumbre, a toda la ciudadanía, que año tras año nos acompaña a modo de bicifestación por las calles de Sanlúcar.
Hoy 22 de septiembre, es el último día de la Semana Europea de la Movilidad, y como era de esperar el Equipo de gobierno no ha llevado a cabo ninguna actividad relacionada con este asunto dirigido especialmente hacia los escolares. Tal vez sea, para evitar de que no se hable del Plan director de carriles bici que hasta a día de hoy lleva más de cuatro paralizado por su nefasta gestión.
Tanto los concejales del Ayuntamiento de Sanlúcar, como el público en general, deben saber que el impacto provocado por los coches en España es enorme. Algunas cifras para hacernos una idea son las siguientes:
- El 90 % de la población urbana española respira aire contaminado cuya principal causa son los coches. Unas 20.000 personas, mueren prematuramente por esta causa en nuestro país.
- Cada año España importa petróleo por valor de unos 30.000 millones de euros, la mayor parte de los cuales se utilizan como combustibles en automóviles.
- El transporte por carretera emite 75 millones de Toneladas de CO2 cada año, más de una quinta parte del total de emisiones de nuestro país. Cada día 200.000 Toneladas de CO2.
- El CO2 o dióxido de carbono es el principal gas causante del Cambio Climático.
Reducir el uso que hacemos del automóvil es hoy por tanto, una cuestión tanto ética como política, porque el coche devora la ciudad y más allá como símbolo del capitalismo, devora el planeta.
Y una de las alternativas al coche es la modesta y elegante bicicleta.
Casi la mitad de los viajes que se realizan en coche en nuestras ciudades son recorridos de menos de 3 kilómetros, algo que costaría recorrer en bicicleta solo unos pocos minutos. De hecho, la bicicleta es más rápida, más eficaz en el consumo energético, y menos cara que cualquier otro medio de transporte urbano para distancias por debajo de 6 ó 7 kilómetros (la mayor parte de los desplazamientos urbanos).
Hay no obstante, dos impedimentos que hacen que usemos poco la bicicleta en Sanlúcar:
- Sigue faltando una red amplia de carriles bici que nos permita circular en condiciones de tranquilidad y seguridad.
- Y un insuficiente nivel de conciencia ciudadana incluso entre nosotros.
Esos son algunos de los retos y luchas sobre los que proponemos trabajar a todos los colectivos sociales, vecinales y deportivos que se encuentran en nuestra localidad.
Pero no queremos dejar pasar que el único responsable para que esta iniciativa sea haga realidad, es el Equipo de Gobierno del PSOE. Por ello, exigimos al Ayuntamiento de Sanlúcar lo siguiente, a favor de la bici:
- La terminación del plan director de carriles bici que forme una red de carriles-bici en las principales vías urbanas, sobre la calzada y con separador donde sea necesario, que permita circular en bici con seguridad interconectando todos los barrios de la ciudad.
- La pacificación del tráfico en el interior de los barrios, con “zonas 30” (donde no se permite rebasar los 30 km/h) que permitan la coexistencia de los distintos usuarios de las calles, con prioridad a peatones y ciclistas.
- Aparcamientos seguros para bicicletas en los puntos neurálgicos de la ciudad: desde estaciones e intercambiadores de transporte, pasando por centros de enseñanza, centros públicos, pistas deportivas, zonas de ocio, etc.
- Un plan de movilidad sostenible que fomente el uso de la bici, los desplazamientos a pie y el transporte público.
Ha llegado la hora de democratizar la calle, dándole prioridad a sus principales usuarios, los peatones, y reduciendo el abusivo espacio ocupado por el automóvil, para permitir la expansión de otros modos de transporte menos contaminantes, más racionales, eficaces, seguros y sostenibles: no sólo el transporte público, sino también la bicicleta.

No hay comentarios: