Páginas

31 mar. 2015

Víctor Mora y Juan Marín siguen defendiendo y amparando a la multinacional AQUALIA

El grupo municipal de IU presentó una moción al Pleno Municipal solicitando la apertura de un expediente sancionador a la empresa concesionaria del servicio del ciclo integral de agua, Aqualia, por los cobros ilegales en los recibos del agua.

El PSOE de Víctor Mora y el CIS de Juan Marín incomprensiblemente defendieron de nuevo los intereses de Aqualia en vez de los intereses de los sanluqueños, al negarse a abrir un expediente sancionador a la multinacional por el cobro ilegal en los recibos del agua a los usuarios durante los años 2012, 2013 y 2014.

El cobro ilegal es un hecho reconocido en su día por Aqualia, por ese motivo está procediendo a devolver lo cobrado de más, y probado según una Resolución del Servicio de Consumo de la Junta de Andalucía firmada por el delegado territorial de Cádiz, Fernando López Gil.

A pesar de todo ello, Víctor Mora y Juan Marín han decidido plegarse a los intereses de Aqualia, rechazando la apertura del citado expediente sancionador por un presunto fraude que ha supuesto un enriquecimiento ilícito a la multinacional de cerca de 2 millones de euros a costa de los usuarios sanluqueños. Ambos no solo fueron cooperadores necesarios en el presunto fraude cometido por Aqualia, sino que ahora pretenden que la multinacional no pague por los abusos cometidos. Al parecer, dan como buenos los argumentos de Aqualia en un comunicado reciente donde niega haber recibido resolución por el Servicio de Consumo de la Junta, afirma haber facturado correctamente a todos los ciudadanos de Sanlúcar la cuota fija en función del calibre de contador, que corresponde al Servicio de Industria comprobar los contadores instalados y que recurrirá en vía judicial cualquier resolución que ponga en duda la correcta facturación realizada en Sanlúcar, además de escudarse tras su trabajadores diciendo que su actuación está apoyada por los representantes de los trabajadores.

Víctor Mora y el parlamentario andaluz de nuevo cuño, Juan Marín, que va pregonando su intención de regenerar la política y democratizar las instituciones en Andalucía, hecho que no pone en práctica en Sanlúcar, convirtieron la solicitud presentada por IU en un ruego con la única intención de impedir el debate y que sus vergüenzas en todo este asunto queden a la intemperie.

Igualmente fueron muy esclarecedores los silencios y el desinterés del PP de Marmolejo y del PA de Prats en este asunto.

En cualquier caso, IU Sanlúcar, frente la inhibición interesada de PSOE, CIS, PP y PA, seguirá defendiendo los intereses de los sanluqueños, prueba de ello es la denuncia presentada en los juzgados por los cobros ilegales en el recibo del agua. Más pronto que tarde sabremos cuales son las causas del comportamiento de unos y de otros que permiten que Aqualia pretenda seguir campando a sus anchas con toda impunidad en la ciudad.

No hay comentarios: