Páginas

4 dic. 2014

IU pide a los sanluqueños que rechacen el cambio de sus contadores



Los usuarios sanluqueños con contadores de agua de 13 milímetros continúan recibiendo escritos de Aqualia en los que se indica que “los contadores instalados en sus viviendas serán sustituidos en los próximos días”.

 


En dichos escritos se dice que la “sustitución es motivada por la renovación periódica del parque de contadores” y que “de acuerdo con lo indicado en el artículo 34 [Reglamento del Suministro Domiciliario de Agua de la Junta de Andalucía], su nuevo contador deberá cumplir con las disposiciones establecidas en el Real Decreto 889/2006, de 21 de julio, por lo que se procederá a la instalación de un contador de 15mm.”


El citado escrito enviado a numerosos sanluqueños pretende hacer ver que la empresa se acoge a la normativa y que la citada normativa es la que establece la obligación de que la instalación de calibres de 15milímetros, lo cual es rotundamente falso. Si se acude a la normativa citada en el mencionado escrito, Real Decreto 889/2006, de 21 de julio, y se analiza detenidamente, no existe ningún precepto que obligue a los encargados de la gestión del suministro de agua a instalar contadores de 15 milímetros.

Desde Izquierda Unida alertamos a los sanluqueños de las intenciones de Aqualia  y pedimos que no dejen que la multinacional cambie los contadores de sus viviendas por contadores de 15 milímetros, porque con esa artimaña, Aqualia sólo pretende subir los recibos del agua legalmente y convertir una ilegalidad en una legalidad, haciendo que el cobro de 7,26 euros en concepto de cuota fija de agua se ajuste a la ley. Si los usuarios tienen contadores de 13 milímetros y Aqualia quiere cambiarlos, que los cambie por contadores de 13 milímetros, porque de lo contrario, estaría modificando las condiciones contractuales sin consentimiento de la otra parte contratante, lo que sería una ilegalidad, una de las muchas que Aqualia ha venido cometiendo desde que PSOE y CIS privatizaron el Ciclo Integral del Agua.

Desde que los concejales de IU denunciamos públicamente en diciembre de 2013 la estafa cometida por Aqualia y pusimos a disposición de los sanluqueños un modelo de reclamación a ser presentado en las oficinas de la multinacional y en el registro del Ayuntamiento, los logros han sido significativos, teniendo en cuenta que teníamos en frente a una multinacional.

La presión de Izquierda Unida y de otras organizaciones y Plataformas supuso que Aqualia se viera obligada a devolver las cantidades cobradas indebidamente a algunos sanluqueños, aunque todavía muchos siguen esperando sus devoluciones. También se obligó a PSOE y CIS (que posibilitaron la estafa de Aqualia mediante la modificación del sistema tarifario en 2012) a que modificaran dicho sistema para volver al anterior e impedir que Aqualia continúe estafando a partir del año 2015.

Aun así, no nos conformamos y exigimos al Ayuntamiento que abra un expediente sancionador a Aqualia y lleve a los tribunales la estafa cometida. No basta con que Aqualia devuelva lo cobrado indebidamente. Aqualia debe ser sancionada y en cuanto sea posible económica (sin lucro cesante) y jurídicamente, el Ciclo Integral del Agua debe ser remunicipalizado.

No hay comentarios: